Cómo cobrar el alquiler de manera segura


Cómo cobrar el alquiler de manera segura

Ya hemos hablado en este blog de las dudas que tienen los propietarios a la hora de alquilar un piso. Lo que más echa para atrás, en muchas ocasiones, es la posibilidad del impago de la mensualidad. El mercado ofrece soluciones para ello, que vamos a explicarte en este post.

Cómo cobrar el alquiler

El Fichero de Inquilinos Morosos, FIM, ha dado a conocer que, desde 2020, la morosidad en el mercado del alquiler se triplicó debido, en gran parte, a la crisis económica y laboral derivada de la pandemia del coronavirus. Es por esto que los arrendadores son más precavidos ahora, y tanto si se trata de profesionales como si son particulares, analizan a los posibles inquilinos con lupa antes de decantarse por uno.

Así todo, puede darse que esa persona que creíamos solvente, deje de pagar su alquiler al cabo de un tiempo. Estos son los recursos existentes para asegurarse dicho pago.

Factoring inmobiliario

Es un recurso poco conocido, pero estamos convencidos de que en poco tiempo será muy popular. El factoring ya está siendo utilizado por empresas para cobrar las facturas de manera previa a su fecha de vencimiento. Es decir, es el banco es que las abona (a cambio del cobro de una comisión), y después reclama ese pago a sus clientes (el pagador).

Poco a poco, esta fórmula va haciéndose más habitual en el sector inmobiliario como solución para cobrar los impagos de alquiler por parte de los propietarios de inmuebles. Además, el factoring inmobiliario también permite al arrendador obtener liquidez por sus inmuebles alquilados, ya que le permite cobrar en un único pago y en menos de 24 horas 1 año completo de las rentas.

Podemos destacar estas como sus ventajas:

  • El arrendador puede disponer de liquidez inmediata gracias al anticipo de las mensualidades.
  • La entidad de factoring inmobiliario gestiona con el inquilino cualquier incidencia relacionada con el pago del alquiler y asume el riesgo de impago y de retrasos en el pago.
  • Al ser el inquilino el encargado de devolver el préstamo mes a mes, el propietario no necesita presentar avales para solicitar el adelanto.

Seguro de cobro garantizado

Con este tipo de seguro, el propietario no debe estar pendiente de gestionar el cobro de su renta mensualmente y, además, está totalmente cubierto en caso de impagos o retrasos a la hora de abonar el alquiler por parte del inquilino. Por otra parte, ofrece una cobertura frente a otros perjuicios económicos derivados de incidencias con el arrendatario como facturas de suministros impagadas, cuotas de la comunidad pendientes de abonar o daños materiales del contenido y del continente causados por actos vandálicos, entre otras protecciones.

El seguro de cobro garantizado del alquiler puede contratarse de manera sencilla, presentando una documentación básica. Entre sus ventajas, destacamos:

  • Los arrendadores puedan alquilar sus inmuebles con seguridad y recibir sus rentas de  forma puntual al inicio de cada mes
  • El casero puede desentenderse de la tediosa labor de tener que cobrar cada mes al arrendatario

Consejos para evitar a los inquilinos morosos

Además de estas soluciones, en Agencia Santa Olaya queremos darte unos consejos básicos para evitar a esos inquilinos morosos. Por ejemplo, está a la orden del día pedir garantías adicionales a la fianza que, según establece la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, pueden ser de hasta dos mensualidades extra.

También es muy recomendable pedir avales privados o confiar la selección del inquilino y la gestión del alquiler a un agente inmobiliario profesional, como Santa Olaya, y así evitar a los inquilinos morosos.

Los comentarios están cerrados.