¿Cuánto vale mi casa?


Cuando llega un cliente y nos comenta que quiere vender su propiedad, en muchas ocasiones esta es la primera pregunta. Por eso vamos a ayudarte a calcular su valor con un sencillo cálculo así como las características que afectan su precio. Así podrás hacerte una idea de cuál es el precio que podrás recibir por tu vivienda.

El precio

Porque lo primero que has de entender es que el precio de tasación, el precio de mercado y lo que puedes conseguir por tu casa son cosas diferentes. La razón es simple. No vale lo mismo un piso de tres habitaciones de 20 años situado en el centro de una gran ciudad que un apartamento en las afueras. Tampoco has de olvidarte de las mejoras, los servicios que incluya o el estado general. Todo ello va a afectar al precio final y hay que valorarlos con calma y hacer números antes de vender.

Los factores que afectan al valor de la vivienda

Básicamente, el valor de la propiedad es el que los compradores dispuestos en el mercado estén dispuestos a pagar por ella. Pero es que las necesidades de cada comprador son diferentes. Así las cosas, para saber un valor estimado de la propiedad debes pensar en los siguientes aspectos:

  • El estado. Es obvio que cuanto mejor esté la vivienda y menos años tenga, más valor tendrá. Esto se debe a que tanto la instalación eléctrica como la fontanería, el techo o los electrodomésticos son más recientes, por lo tanto el nuevo propietario no tendrá que hacer inversiones en este sentido. El consejo es que antes de pensar en el precio de venta, apuntes cuáles son las mejoras que has realizado últimamente.

  • El tamaño sí que importa. Porque una casa con espacios más amplios o mayor número de habitaciones es más atractiva. Eso sí, también cuenta su ubicación, ya que el precio del metro cuadrado no es igual en unas zonas u otras.

  • El espacio habitable. En caso de que la propiedad cuente con garaje o trastero es un valor añadido pero no se tiene en cuenta a la hora de contabilizar los metros útiles. Por tanto, es importante que la habitación principal, la cocina o los baños estén en el mejor estado posible. De hecho se apunta que si realizas una reforma de estos espacios antes de poner tu casa en venta obtendrás hasta un 20 % de su valor inicial.

  • Los servicios cercanos. Si la casa se encuentra en el centro de la ciudad, con colegios, supermercados o centros de salud cercanos va a tener un valor más elevado que si está más lejos. La tranquilidad del vecindario también es un factor que va a hacer crecer el precio de la propiedad. Claro está que esto es muy subjetivo, porque para ti la propiedad puede estar “bien situada” porque tus amigos y familiares viven cerca, pero tienes que pensar en que otras personas tendrán otras prioridades en la balanza.

Cómo calculo el valor de la vivienda

Una vez que hayas analizado los puntos anteriores ya tienes una idea de cuánto pedir por la casa, pero para tener un precio más ajustado debes plantearte ir un poco más allá.

Hazlo tú mismo

  • Puedes utilizar páginas web con comparativas o bien analizar cuánto están pidiendo por propiedades en la misma zona.

  • Usa calculadoras de índice de precios de plataformas de venta.

  • Contrata a un tasador profesional.

Trabaja con una agencia inmobiliaria

Somos profesionales de la compra venta de inmuebles, por lo que esta es la mejor opción. En agencias como Santa Olaya conocemos cómo está el mercado en la región y en la zona en la que quieras vender, además de saber qué por lo que los compradores están dispuestos a pagar más.

Nuestro equipo va a asesorarte para que vendas tu casa por lo que vale y encontraremos al comprador perfecto para ella.

Los comentarios están cerrados.