Los documentos que necesitas para vender tu casa


Ya te hemos contado en este blog los pasos que has de dar a la hora de vender tu propiedad. Pero pensamos que es una buena idea hacer un resumen de toda esa documentación necesaria que debes tener lista a la hora de firmar la compraventa, y que así sea todo lo más rápido posible. ¡Aquí va!

Documento de Identidad (DNI)

Este documento debe acompañarte allá donde vayas, pero a la hora de vender tu casa, es imprescindible para empezar con la operación. El motivo es muy sencillo, el de identificarte como el vendedor de la propiedad y que así quede reflejado en todos y cada uno de los documentos.

Título de propiedad o Escritura de la Vivienda

Cada vez que se adquiere una propiedad se proporciona este título como prueba fehaciente de la adquisición de esta. Este es el que demuestra que la vivienda es tuya, con lo que te permitirá realizar cualquier operación inmobiliaria sobre ella.

Certificado de Eficiencia Energética

Desde el año 2013 el Certificado de Eficiencia Energética es indispensable, tanto para la compraventa o de alquiler. Tiene su origen en una directiva de la Unión Europea, y determina cuál es información energética de un inmueble tras el estudio realizado por un técnico especializado.

Cédula de habitabilidad

Para poder vender un inmueble éste debe cumplir con los requisitos técnicos e higiénico sanitarios que garanticen las condiciones mínimas de habitabilidad. Existen tres tipos:

  • Primera ocupación. Es la destinada a las viviendas recién construidas.
  • Segunda ocupación. Es la renovación de la anterior.
  • Primera ocupación de rehabilitación. La que se obtiene tras una restauración en el inmueble.
Los documentos que necesitas para vender tu casa

Es indispensable para que el nuevo propietario pueda dar de alta los suministros de agua, la luz y el gas.

Certificado de Inspección Técnica del Edificio

Este certificado documenta el estado de habitabilidad de la finca en la que se encuentra ubicada la vivienda. Solo será obligatorio a partir de los 30-50 años desde la construcción del edificio, ya que la obligatoriedad de la inspección varía dependiendo del municipio.

Documentos relacionados con el pago de impuestos o con cargas económicas

Impuesto sobre Bienes Inmuebles

Este impuesto es el que debe de pagar anualmente la propiedad, siempre que no esté contemplada dentro de una excepción (que pertenezca al Estado o de una Comunidad Autónoma). Con el documento se confirmará que el pago está realizado, asumiendo así el siguiente recibo el comprador. Lo podrás obtener de la administración competente de tu comunidad autónoma.

Certificado Comunidad de Propietarios

Si la vivienda está ubicada en una comunidad de vecinos, a la hora de realizar la transacción la propiedad tiene que estar al corriente de pago de las cuotas de la comunidad. Este se podrá proporcionar al secretario de la finca o el administrador de esta.

Certificado de deuda Pendiente y cancelación Registral

Este certificado solo es necesario si el inmueble que vas a vender está hipotecado. Por lo que, si es así, deberás acudir al banco y solicitarlo. En él, se muestra el importe que queda por pagar en el momento de la venta. Si existiese, hay dos opciones: pagar lo que resta de deuda o traspasarla al comprador.

Otros documentos

Por último, aunque no le corresponde al vendedor como tal, también queremos incluir la nota simple proporcionada por el registro de la propiedad. En ella aparece toda la información relacionada con el inmueble: quiénes son los propietarios, dónde está ubicado, las características del inmueble o si tiene alguna carga hipotecaria.

Ahora que ya conoces toda la documentación necesaria, esperamos que la venta de tu propiedad sea más sencilla. Recuerda que en Santa Olaya estaremos encantados de ayudarte a conseguirlo.

Los comentarios están cerrados.