Errores que debes evitar a la hora de comprar una vivienda en solitario


Errores que debes evitar a la hora de comprar una vivienda en solitario

Cada vez más personas viven solas. Bien por elección, o bien porque no les quede otro remedio, muchos son los que afrontan la aventura de comprarse una vivienda en solitario. Si estás pensando en dar el paso y firmar la compra de tu nueva casa tú solo, seguro que ya has visto que tiene muchas ventajas. Pero también hay algunos detalles en los que puedes equivocarte. Desde la Agencia Santa Olaya vamos a exponer esos errores más comunes para que no se conviertan en un problema para ti.

Comprar solo tiene sus ventajas…

Si dispones de una solvencia económica suficiente, comprar una vivienda en solitario tiene grandes ventajas. Merece la pena destacar la exclusividad a la hora de decidir cualquier cuestión que tenga que ver con el inmueble o la mayor autonomía e independencia. También que tú decides en todo momento a qué se dedica el dinero que entra en el hogar confiando en la mayor seguridad financiera a largo plazo.

… pero debes evitar estos errores

La compra de la vivienda es un gran desafío. Pero es que si se hace en solitario, el reto aumenta por la responsabilidad y el riesgo de tomar todas las decisiones de compraventa sin otra persona. Por eso antes de dar el paso:

  • No pienses que no vas a poder comprar una vivienda de manera individual. Si cuentas con ahorros, estabilidad laboral y solvencia económica no tendrás problemas a la hora de acceder a una hipoteca.

  • Haz un presupuesto previo explicitando los gastos que podrías asumir según los ahorros y los ingresos de los que dispones. Según los expertos, antes de comprar un inmueble es necesario tener ahorrado un 30-35% del coste, y después la hipoteca no debería suponer más de un 35 % de tus ingresos. Además, también tienes que valorar otros gastos aparejados, como el coste de suministros, IBI, comunidad de vecinos, seguro del hogar, muebles o contingencias.

  • Busca apoyo de familia o amigos para afrontar las decisiones que implica la compra. Y si tienes dudas específicas solicita asesoramiento financiero, legal o inmobiliario.

  • No te cierres solo a viviendas pequeñas o de un solo dormitorio, puesto que debes pensar a largo plazo.

  • Busca viviendas en el centro de la ciudad, pero también en los barrios en proceso de crecimiento o en las afueras. Aunque parezca que es más fácil socializar si vives en el meollo, ten en cuenta que las zonas periféricas cada vez están mejor comunicadas y disponen de numerosos servicios y oferta de ocio.

  • Piensa que además de comprar una vivienda estás haciendo una inversión económica a largo plazo.

Si estás decidido a comprar una vivienda ven a vernos a nuestras oficinas del barrio de La Calzada. En Santa Olaya contamos con un amplio catálogo de inmuebles y seguro que tenemos el que mejor se adapta a tus necesidades.

Los comentarios están cerrados.